Exposición de obras maestras pintadas por bolígrafo Erich Krause

15.04.2016

Vrbas, Serbia, el 15 de abril de 2016 – Se inauguró una exhibición personal de obras gráficas de Dragan Símic, un pintor autodidacta quien logró el reconocimiento de numerosos admirantes de su única e irrepetible técnica de pintura. Ha recibido varios premios y galardones, es miembro de la Asociación de Artistas Aficionados “Estudio 5”, así como de la Asociación de Bellas Artes de Vrbas.

La exhibición ha sido uno de los eventos más brillantes de esta primavera y reunió a numerosos visitantes, admirantes del arte moderno, colegas y, por supuesto, a los miembros de la familia y amigos del señor Dragan, quien acudieron a la exposición para contemplar sus obras.

La imagen principal de la exhibición son pájaros. Inspiraron al autor expresar un amplio abanico de sentimientos, emociones, caracteres y hasta destinos de la gente a traves de las imágenes fascinantes que son en muchos aspectos trascedentales.

Cabe destacar que todas las obras expuestas en la exhibición fueron hechas con el bolígrafo de gel ErichKrause®Reporter. El autor escogió este bolígrafo original después de muchos años de experimentos de arte y de la búsqueda perpetua de una herramienta impecable que correspondiera a todas las demandas del pintor. Es de suma importancia que tal instrumento siempre esté a mano y dispuesto a ser usado en el trabajo en cualquier momento y dondequiera le bendiga la inspiración al artista.

El Reporter ha sido un fiel compañero de Dragan y un mediador entre el mundo interior del artista, su visión original y las imagenes creadas en el papel. El bolígrafo de gel Erich Krause escribe de manera caligráfica con líneas finas, lo que permite disfrutar tanto del proceso de pintar, como del resultado, a saber, de bonitas pinturas del artista.

Dragan Simic

Dragan Símic nació en agosto, un día ventoso del año remoto de 1957 en la finca de su padre situada a medio camino de la Torre de Vrbas. Según las palabras del propio pintor, aquel día su padre simplemente le extrajo con un cubo y le sacó a la luz del día de sus ojos sin fondo. En las venas del artista se mezclaron la sangre caliente de los serranos que viven en la colina de Grajov y la melancólica tranquilidad de los habitantes de la fértil valle del río Sana. El Amor, los juegos y el carácter tenaz le obligaron a pintar. Los pensamientos que le sobrellenaban corrían en un flujo imparable y se cristalizaban en pinturas y cuadros. Todos los años, dondequiera haya estado Dragan, independientemente del tiempo, el dibujo siempre ha sido parte de su vida, primero, cuando era joven no lo entendía, pero luego, al madurar, lo ha sentido claramente y se ha dedicado a pintura concientemente. Las exposiciones, reuniones artísticas, galardones, parecía que todo había sido conseguido de por sí. El único sentido verdadero para Dragan simpre ha sido y será la pintura como una verdadera oportunidad de trabajar para expresar sus pensamientos y generar sentimientos sinceros.

Galería de obras de Dragan hechas con el bolígrafo Erich Krause